Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/karatede/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2734

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/karatede/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/operations.class.php on line 2738

Warning: "continue" targeting switch is equivalent to "break". Did you mean to use "continue 2"? in /home/karatede/public_html/wp-content/plugins/revslider/includes/output.class.php on line 3679
Niños y Jóvenes | Karate de Okinawa

NIÑOS Y JÓVENES

Isshinryu y los Niños y/o Jóvenes en Molina Dojo

Las Artes Marciales en su conjunto son diferentes doctrinas de combate, todas enfocadas a la defensa personal y realización personal. A diferencia de los deportes de contacto, en Molina Dojo(Dojo central de Isshinryu Argentina Rengokai) se enseñan también valores y costumbres, que son aplicables a la vida diaria con base en técnicas que tienen sus raíces en OkinawaIsshinryu karate Kobudo.

En la actualidad las artes marciales se practican por diferentes razones, que incluyen la salud, la protección personal, el desarrollo personal, la disciplina mental, también para forjar el carácter y la autoconfianza. El Budo(Arte Marcial) ratifica y a la vez niega la existencia de la lucha. Esto se explica al comprender que no hay un enemigo externo: solo el enemigo interno, el propio ego, debe ser “combatido” y “derrotado”. Entonces, el Budo se convierte en una herramienta educativa de la ética, Enfocándonos de lleno en niños y jóvenes vemos que muchas veces llegan al Dojo acompañados por sus padres con motivo de solucionar diversos problemas, como ser, falta de concentración, exceso de impulsividad, baja autoestima, problemas para socializar con los compañeros en el colegio o bien que es víctima de bullying o demasiado tímido. O a veces simplemente porque quieren que su hijo se ponga en forma y tenga una actividad que le impida estar sentado frente al televisor o computadora la mayor parte del tiempo. Para todos estos temas la práctica de OkinawaIsshinryu karate Kobudo en Molina Dojo se presenta como una solución adecuada y absolutamente recomendable, año tras año vemos los resultados positivos que tiene y los cambios que pueden verse desde etapas muy tempranas del entrenamiento en la personalidad de un niño/joven.

El entrenamiento de artes marciales crea guerreros de cuerpo y mente, y comenzar en edades tempranas proporcionará al niño/joven herramientas que le servirán de adulto para templar su carácter, sentirse más seguro y ser más controlado. Entre los beneficios más notables de la práctica de OkinawaIsshinryu karate Kobudo destacamos:


  • Eleva de autoestima: viendo desde el lugar que el niño/joven se ve a sí mismo tanto como lo ven sus pares, su (autoimagen), en este caso notamos una inyección de energía y seguridad en sí mismo, proporcionado por el sentimiento de una mente y un cuerpo fortalecido.
  • Disciplina y respeto: Las artes marciales tienen este nombre precisamente por ser relacionadas con la guerra y lo militar. Por esto, el método de enseñanza debe tener un componente de disciplina y de transmitir ciertos valores. Aprendemos de los mayores (Sempai), compartimos con los pares (Dohai) y enseñamos con humildad y respeto a los menores (kohai).
  • Concentración y perseverancia: Día a día para conseguir resultados a mediano y largo plazo, sea física o técnicamente. Las técnicas de concentración se pueden aplicar en el estudio o trabajo, en la vida diaria aprovechando mejor y optimizando energía.
  • Por medio de la práctica en Molina Dojo mejorarán la coordinación y respetarán a los demás, conjuntamente con lo útil y necesario que es conocer un método de defensa personal, la práctica de OkinawaIsshinryu karate Kobudo complementada con Meditación guiada, es una actividad completa para el desarrollo físico y mental donde niños y jóvenes se divierten mientras aprenden una disciplina, tolerancia y respeto.
  • Otras ventajas de la práctica de OkinawaIsshinryu karate Kobudo son:
    - El fortalecimiento de la estructura muscular.
    - Una mejor psicomotricidad.
    - Mayor elasticidad y plasticidad.
    - Mejoría de la postura física.
    - Una mejor capacidad pulmonar.
    - Mejoría en el flujo sanguíneo.
    - Agudización de los sentidos.

En Resumen Molina Dojo propone: En primera instancia un lugar sano, moral donde contener a niños y jóvenes para luego a través de la práctica guiarlos en la senda del Isshinryu Karate-Budo tradicional que a lo largo de miles de años ha resultado de una inconmensurable valía en la formación de los individuos, sobre todo si la instrucción y valores que inspira se inculcan desde temprana edad. En ese orden de ideas, se destaca lo edificante que deviene su práctica en jóvenes pre-adolescentes en la medida que contribuye notablemente en la construcción del carácter y la autoestima del pre-púber, en un momento crítico de su formación como persona. En tal sentido, además del innegable impacto positivo que produce sobre la salud física del joven practicante de manera directa, en cuanto favorece el pleno desarrollo de las aptitudes corporales; evidencia –asimismo- una relevante influencia indirecta en materia de salubridad, toda vez que genera en aquel una plena conciencia acerca del valor que posee su cuidado y preservación, inculcando hábitos de buena alimentación y nutrición, higiene personal y ambiental, indispensables a tal fin; alejando al adolescente de conductas perniciosas tales como el abuso de sustancias socialmente consentidas (como tabaco, alcohol, etc.) así como de tóxicos legalmente vedados (drogas ilícitas). Junto a ello, y no en menor importancia, se halla una batería de valores que se propician en el joven en torno a la convivencia social dentro y fuera de Dojo. Se destacan entre ellos, la constante actitud moral que debe caracterizar a un verdadero budoka y que lo endereza a ser un funcional y productivo miembro integrante de la sociedad, priorizando la honestidad, la hombría de bien y la solidaridad; eso sí, siempre junto a la fortaleza física y de carácter, posibilitando una vida en paz.

Concluyendo, afirmamos que los padres de adolescentes, pre-adolescentes y niños, que a la hora de involucrar a sus hijos en actividades extracurriculares, optan por la práctica de un Arte Marcial tradicional y formativa, propician la conformación recta de aquellos, con un serio sentido del cultivo de la fortaleza física, mental y moral; y esa es la esencia de valores que rigen en Molina Dojo, y la Isshinryu Argentina Rengokai y que caracterizan las enseñanzas de su Maestro Pablo Molina.